EL SONIDO Y EL TRANCE/ ESCUCHA DE REGISTROS ETNOGRÁFICOS.

Ensamble femenino de percusiones, Semarapura Bali Indonesia.




Indonesia, Bali, Danza del Kecak, Borobudur, Bromo.



AUDIO- RITUAL FUNERARIO TOROJA.

  

NO HAY MOVIMIENTO SIN RITMO.




Sonido y trance: más allá del binomio naturaleza/cuktura

by Sam Fernández Garrido -

He quedado muy agradecide de ver los videos. Los de Indonesia me han resultado cautivadores desde lugares diferentes. El que aparecen “mujeres” me ha conectado con un placer vinculado a la alegría: los sonidos agudos me transmitían juego, me daban ganas de sumarme para jugar. El engarce y acompasamiento entre los instrumentos, la danza (de ellas con el cuerpo y de las emociones en sus rostros) y la fuerza de un grupo heterogeneo me transmitían potencia y fuerza. Creo que con este video entiendo mejor el concepto de entraintment, como sincronización y me parece también un buen ejemplo de cómo entender el cuerpo como naturocultura: lo que sucede a nivel físico y biológico en sus cuerpos durante esta sincronización no está separado de la experiencia, no es un asunto “psicológico”. La biología está en transformación y diálogo, tampoco es un “antes” de la experiencia. Supongo que el concepto de trance puede entenderse desde aquí, tal y como planteam tanto Marina González como Díaz & Peñalba en su texto: la integración entre los cambios neurológicos y los significados sociales asociados al trance (cohesión social, comunicación con las divinidades, satisfacción de necesidades espirituales, expresión de emociones, etc…), que no requiere responder a la pregunta de si se trata de una respuesta natural o cultural. El texto de González me parece interesante aunque me recuerda la advertencia del autor que comentaba la obra de Cage: los límites de las teorías sobre el silencio para dar cuenta de la experiencia del silencio. En ese sentido, el intento de buscar lo común de experiencias de trance en diferentes contextos y culturas me dejaba poco espacio para visualizar lo que no podemos nombrar desde aquí, lo no resuelto o lo que escapa a lo simbólico.

El video en que aparecen “hombres” (lo entrecomillo porque es una lectura) me remite a una sicronización con fenómenos naturales y acción orgánica, donde a momentos parecen un organismo, a lo que Díaz & Peñalba llaman “entraintment social”.

La producción de “Foli” habla del ritmo y el movimiento presente en las actividades cotidianas. De la música del djembé, antes de tocarlo, durante su propio proceso de producción artesanal. La aparición de la voz en las danzas de la comunidad solo acaba de relatar una historia (me ha parecido que vinculada a la colonización), pero esa historia ya está en los ritmos diarios de la comunidad. Me parece que el video profundiza en la idea de desligar la música del formalismo musical, transformando los parámetro de reconocimiento al integrar los sonidos que nos rodean no buscamos, la percepción del entorno. De hecho, revisando algunas publicaciones sobre musicoterapia me ha sorprendido la declaración que hace el argentino Jorge Zain al señalar que su trabajo le ha llevado a ser más amante de la “música que ofrece el viento, los pájaros, la lluvia, pero también el tránsito, los sonidos de la calle, la gente, los motores, los movimientos de las ventanas, las carpinterías, los caños de agua”. Lo recojo para poner en valor lo que me resulta “inesperado” (que alguien que trabaja con la música valore cada vez más lo que yo previamente hubiese llamado ruidos ambientales o, incluso, contaminación acústica). Creo que lo inesperado descoloca las expectativas y quiero conservar ese desorden para que adquiera sentido en otro momento.

https://www.lamusicoterapia.com/musicoterapeuta-jorge-zain/


intentos rituales

by Carolina Bedoya -

Hola,

Hicimos el ejercicio de la sonaja con tarros de fotografía y maiz pira, uno era más grande que otros. Eramos dos en la sala  y  empezamos en tiempos distintos, hicimos el ejercicio por 10 minutos.

Yo intenté primero encontrar el ritmo de con mi sonaja y una cierta armonía para luego unirme a la de compañero. Definitivamente entramos en un estado meditativo, el tiempo pareció ser más largo que los diez minutos, es difícil entrar en un estado alterado de conciencia pero si definitivamente dio un inicio a una espacio lleno de tranquilidad, de pertenencia y estar en el presente .

adjunto un fragmento que nuestro ejercicio.


Sonidos que unen

by Leticia Miranda Martín del Campo -

En los videos observados y escuchados me doy cuenta como es relevante el sonido para logarar compenetración social que sea genérica o religiosa. Si ponemos atención, efectivamente como lo indica el título del video "No hay movimiento sin ritmo" todo nuestro quehacer cotidiano lleva un ritmo, que al ser cotidiano no le prestamos suficiente atención pero hasta el barer lleva ese ritmo que nos puede resultar agradble al momento de realizar la tarea.

Es increible como desde pequeños se puede detectary desarrollar el ritmo y el oido para poder generar sonidos armoniosos con objetos tan simples que a veces son considerados deshechos.

Maravillosos videos!!

Sinergia e inercia del sonido en movimiento

by Malinali Mosqueira -

Sobre mi experiencia de escucha

Las primeras dos palabras que me surgieron para describir lo que senti y lo que vi y escuché en los materiales audiovisuales de este foro son: sinergia e inercia.

Primero vi el video del ensamble femenino de percusiones de Semarapura. Aunque la música no me pareció tan envolvente como la del video “Foli, there is no movement without rhythm” y los sonidos del audio del ritual funerario Toroja, los movimientos y coordinación de las mujeres del ensamble me hipnotizaron y me hicieron pensar en ellas como parte de una sinergia, parte de un fenómeno por el cual actúan en conjunto varios factores e influencias, creando un efecto que no podría generarse por medio de uno de los elementos actuando de manera aislada. La danza del Kecak me dejo esta misma impresión, pero a esta sinergia se le sumo la inercia en la que se sumergen los cuerpos que experimentan el trance (por medio del sonido y el movimiento).

Con el video de Thomas Roebers y el audio del ritual funerario Toroja no solo identifique visual y auditivamente algunas de las sensaciones atribuidas al trance o relacionadas a este, también las senti en mí. La primera mitad del video Foli, absorbió mi atención y sentidos y me hizo entrar en esa especie de trance que sentimos cuando escuchamos música y sin darnos cuenta empezamos a seguir el ritmo y no pensamos en nada, solo en lo que escuchamos. Esta primera parte del video me resulto revitalizante de manera general pero el audio del ritual funerario Toroja me hizo transitar emociones y sensaciones más variadas, los sollozos, los cantos y la musicalidad me evocaban un sentir de emociones y energías encontradas. Estas emociones y energías a pesar de ser diversas y un poco contradictorias eran parte de una sinergia que se dejaba llevar por la inercia del sonido, el trance y el ritual. En mi convivían y eran percibidas desde dentro y desde fuera esas sanciones propias de cuando nos desahogamos fuertemente: agitación y calma, aprensión y desapego, bravura/fiereza y languidez, expectación y ensimismamiento/enajenación. Estas mutaban y cambiaban conforme a los cambios y variaciones de intensidad de los cantos y de la musicalidad del ritual. A pesar de que escuche el audio después de ver el video Roebers de la tribu Malinke, el cual me brindo algo de vitalidad, al finalizar de escuchar el audio del ritual funerario, me relajaron y me hizo descansar tanto los sonidos de la llovía y el penúltimo canto del audio, que me quede dormida. Días después volví a escuchar el audio de principio a fin mientras escribo esta participación del foro.

 

Sobre la sinergia, inercia y el estado paradójico

Las sensaciones de sinergia e inercia percibidas y experimentadas, me remitieron al estado paradójico del que hablan Leonardo Díaz y Alicia Peñalba en la lectura sobre la cognición, experiencia musical y conciencias alteradas.  La concentración que se requiere para llevar a cabo una acción ritual y/o musical (como tocar un instrumento o seguir un ritmo) es uno de los factores presentes en la sinergia creada por la coordinación y destreza de las mujeres del ensamble de percusiones o los hombres que participan en la danza del Kecak y el abandono de control está presente en la inercia que provoca un estado de trance que hace que los cuerpos abandonen su capacidad de cambiar su estado de reposo o de movimiento.

Este estado paradójico en el que coexisten la concentración y el abandono de control también me evocan a la acción de flotar en el agua, ya que para flotar tenemos que llevar a cabo la acción por medio de una respiración tranquila y manteniendo una postura recta de manera horizontal, pero manteniendo el cuerpo flojo a la vez que nos dejamos llevar por el agua.

Por medio de lo sensorial, del movimiento y lo corporeizado es más fácil estados como el trance ya que “Las primeras experiencias del ser humano al nacer son manipulativas y sensoriales y éstas dan estructura al pensamiento. Comprendemos el mundo a través de nuestra propia subjetividad corporal y nuestra comprensión de este está filtrada por la corporeización”.

 

 

De las lecturas resumo y resalto lo siguiente:

Al realizar una descripción de la música estamos hablando de experiencias emocionales que aprendemos a relacionar e identificar con patrones de sonido. Estas asociaciones aprendidas permiten a los participantes del ritual alcanzar estados de conciencia alterados, que también llamamos trance. Este estado podríamos decir que tiene un origen biológico y social; el primero se debe a que es un proceso en el que intervienen cuestiones psicológicas y neurológicas. En cambio, el segundo viene motivado por el hecho de que es un comportamiento aprendido que está fuertemente conectado con el significado cultural y la expresión de emociones. Éste es un proceso aprendido mediante experiencias sociales, que se da en el contexto ritual y resulta eficaz por sus asociaciones entre experiencias individuales y experiencias culturales. La eficacia de la música para inducir el trance depende del contexto en el que se ejecuta, es un comportamiento cultural asociado a la percepción auditiva. (Díaz y Peñalba,2018).

Las regiones transpersonales son el inconsciente individual, el inconsciente colectivo planteado por Jung, que viene dado por la sociedad y el nivel universal, los arquetipos pertenecientes a cualquier época y cultura que dan forma a los mitos. Precisamente en este aspecto es en el que podemos ver la relación entre la música y el trance. Mediante la cultura se construyen identidades grupales que son expresadas y reforzadas por la música. Cualquier tipo de arte resulta una expresión, un lenguaje y una comunicación entre diferentes elementos de una cultura, así se crea un patrón simbólico en el arte mediante el que el intérprete puede comunicarse con la sociedad. Esta expresión de un sistema colectivo, tiene especial eficacia en una práctica inevitablemente social como es la música (Díaz y Peñalba,2018).

Dada la complejidad de la relación entre la música y el trance, se hacen necesarias aproximaciones interdisciplinarias que den cuenta de su variedad musical, cognitiva y corporal. ¿Cómo integrar conocimiento etnográfico y ciencias cognitivas en el estudio de la música y el trance dadas las discrepancias epistemológicas de ambas disciplinas? Por un lado, la etnomusicología necesita ir más allá de los propios límites disciplinarios y propiciar el intercambio entre enfoques para no caer en usos genéricos, sin pertinencia o poco coherentes de términos como, por ejemplo, “procesos cognitivos”, así como conocer e integrar de forma básica los principios de los diversos paradigmas sobre cognición. Por otro lado, es primordial que los estudios cognitivos estén fundamentados en investigaciones etnográficas y aspectos culturales de los casos bajo estudio (González Varga, 2016).


Trance

by Xiomara Valdez -

Hola!!!!

Muchas gracias por las lecturas y videos compartidos, han enriquecido mi información en cuanto el trance. He visto los videos sin la lectura y después de leer los he vuelto a ver. Me gusta verlos varias veces y compartir con mi familia. El ensamble femenino de percusiones me gusta por lo que genera en ellas desde edades muy tempranas, desde mi punto de vista es un ritual que genera comunicación, unión, complicidad, responsabilidad. Percibo que desde los más profundo hay un sentido de reconocimiento en el otro, sin saberlo hay un sentido de completud (es la armonía en estos grupos).

Las Danzas del Kecak, me invita a tener estas experiencias. pienso que nuestra vida necesita de rituales que nos sostienen, insisto nuevamente nos vemos en el otro,  pienso en que cada persona hace sus propios rituales para permanecer en el mundo, para conectarnos con la tierra, con nuestros ancestros, con nuestros hermanos en vida. 

el trance también estaría considerado en ceremonias de Ayahuasca, peyote...? es una pregunta, (yo pienso que sí).

El trance una unión con uno mismo, con la comunidad, con los ancestros, con las divinidades, con la tierra.

En una ocasión aquí en Xalapa, iba a clases de afro (recién empezaba ) al pasar a bailar sola frente a los tambores entre en trance, fue increíble, no me perdí ni desmaye, solo lo viví por un rato al estar bailando, fue muy fuerte, ni siquiera recuerdo o podría describirlo, es una fuerza externa, los tambores generan muchas cosas internamente. al ver el video de Foli, dan ganas de seguir bailando de continuar con la armonía del universo, escuchar más nuestros ritmos. La vida con prisa no permite ver y apreciar los ritmos naturales.

Saludos y abrazos!!!!!