OLIVIA VIVANCO- MI TRABAJO

En este foro quiero compartir aspectos fundamentales de mi proceso y de mi trabajo. 
Escucha esta charla que te comparto y revisa  el proyecto "Fragmentos" en mi página, aquí te comparto el enlace:


http://www.oliviavivanco.com/3944750-fragmentos-fragments#1


 CHARLA "FRAGMENTOS":

  


Comparte tus reflexiones sobre el proyecto en relación a la discusión de esta semana en este foro.

El objeto

by Monserrat Cortés Herrera -

Mi reflexión sobre Fragmentos  es la importancia que tiene el objeto para evocar un recuerdo, una memoria, una situación especifica al espectador. Como bien menciona Olivia, son un detonador de historias que suceden, que erigen un recuerdo común debido a que se encuentran en nuestra realidad, forman parte de nuestra vida.

Este proyecto me recordó a una instalación que realice con un colectivo en el que estoy para un evento feminista. Inspiradas en el trabajo de Mónica Meyer,  Encuentros  es una instalación de objetos que buscan visibilizar y denunciar actos de acoso, agresión y abuso que vivimos las mujeres mediante la narrativa de estas vivencias, recopiladas anónimamente, que se presentan a través de un objeto por historia como evidencia de esta violencia. Los objetos son índices que invitan a la reflexión de nuestro habitar en la sociedad. Esta instalación denuncia y evidencia el acto perpetrado en nuestros cuerpos con la finalidad de que el objeto-testigo sea un signo de memoria, resignificando un acto de violencia a través de su reconocimiento. 

Retomando la ultima frase, Fragmentos evidencia la situación que viven los migrantes a través de los objetos que dejan en su ruta por llegar un mejor lugar, dejando la huella de su deshidratación con la botellas, de su falta de comida con los medicamentes, de sus maneras de sobrevivencia con las latas que se vuelven cazuelas, de sus memorias con objetos simbólicos para ellos. Al mostrar estos objetos-testigos de esta realidad, denuncia una situación y resignifica sus historias mediante el reconocimiento de ellas, dignifica al migrante en su andar pero denuncia la situación por la que pasa al salir de su país y enfrentarse con las dificultades de otro.  

voces

by Paula Andrea Sánchez -

Observando el trabajo de Olivia, pensé en el texto de acustemología de Steven Feld, cuando hablaba de que incluso en las imágenes están la voces, voces plasmadas en una imagen, que cuenta, que es memoria. Al ver estos objetos pensé enseguida en las memorias que ellos guardan, en las voces que los rodearon y habitaron estos objetos, las necesidades que resolvieron, como la dignidad de un buen baño en el camino, ese camino eterno e incierto que puede llegar a ser la migración. Pensé que al retratar, al tomar una imagen, tomamos una memoria, una voz, una historia que es muchísimo más que la imagen de un objeto, está cargado de significación, así un objeto tan sencillo como la caja de un medicamento, nos indica las penurias que implica el viaje del migrante, muchas veces precario, siempre andando con lo puesto, a la deriva esperando encontrar las oportunidades que den fin por fin a su viaje, un viaje hacia la dignidad. Muchas gracias por compartir  este hermoso y sensible trabajo. 

El acto social de la fotografía y sus curiosidades

by Florencia Cortés Carrasco -

Estimada Olivia y compañerxs, les comparto mis reflexiones :)

En primer lugar quisiera retomar algunas de las ideas expuestas por mis compañerxs, en particular las reflexiones de Diana y Lidia. Al igual que Diana, también reflexioné en torno a cómo los objetos se volvían retratos. Me parece interesante en que ellos pueda albergar más de uno: el de aquella persona que lo abandonó -que siento existe más como una presencia cuya historia imaginamos en nuestras cabezas- y el retrato de la persona que lo ha recogido/rescatado/mirado dándole un nuevo significado en el marco del proyecto de Olivia. Asimismo, Lidia profundiza en algo que me pareció muy bello que es la armonía y belleza que ella percibía en las fotografías de los objetos. Esto me hace recordar la tensión que menciona Azahua con respecto al acto de representar y cómo en este alberga el contraste entre la violencia del acto de representar algo y la calma exterior de la representación. Si bien en la obra de Olivia no podría decir que me emana "calma", pues sin lugar a dudas los objetos evocan olvido y dureza, sí creo que el mejor hecho de estar enmarcados en una fotografía y que estos vuelvan a estar en manos de alguien les devuelve una especie de dignidad a estos objetos y humaniza la vida de sus dueños pasados. Se me es linda la imagen de pensar que en ese encuentro de objetos, de alguna manera, se tejen vínculos de solidaridad transgeográficos.
Asimismo, estuve reflexionando bastante en cuanto a las metodologías empleadas para el desarrollo del proyecto de Olivia, sobre , el trabajo que implica la validación de los objetos. Hay un proceso de identificación, siento ellxs personas cuya identidad pretenden no ser identificadas por los riesgos de la deportación. En ese sentido, en el marco de la tensión entre "Lo común/lo particular" los objetos abandonados se vuelven un punto de identificación común pues lxs espectadores también nos identificamos con varios de ellxs. Sin embargo, al anclarlos al contexto, revelan otras cosas; como es el ejemplo de la botella de agua con una tela cubierta. Qué sorprenderte observar los distintos usos cotidianos que se hacen de los objetos según la realidad particular de cada quien. En ese sentido, me parece que tu trabajo Olivia, logra posicionarse en esa tensión entre lo común y lo particular. 
En la charla mencionas que este trabajo, aparte de las fotografías, ha sido parte de exposiciones. Me gustaría saber más de eso, ¿Llevaste los objetos a una galería? ¿Dónde fueron expuestos y cómo? Pienso en lo importante del contexto para entender el significado de estos objetos, por lo que el proceso de sacarlos de allí y llevarlos a una exposición sin duda cambia lo que ellos contienen, ¿Fue un desafío al que te tuviste que enfrentar? 
Asimismo, me interesa mucho el proceso de vinculación que desarrollaste con las personas migrantes, creo que es parte importante de los procesos creativos de los cuales poco se habla. Me tomo de lo mencionado por Lidia con respecto a la empatía como núcleo vinculante ante situaciones que unx no ha experimentado y también de, como comentabas en tu charla, el riesgo que para lxs migrantes suponían ayudarte en el trabajo. Creo que en el audio mencionas la palabra "ayudar", eso me hace pensar en cómo se construyó la relación y el interés por el grupo en participar. ¿Lograron en algún momento sentir que no era una "ayuda" sino que ellxs también eran parte del proyecto? ¿En qué o dónde hallaba el grupo su sentido por participar? ¿Cómo fue la primera vinculación? ¿Se mostraron reacixs o entusiasmadxs ante el proyecto? 
Dejo estas preguntas desde mi auténtica curiosidad con respecto al proceso creativo. En esa línea, destaco una de las ideas que más me gustó de los textos de esta semana, la de la fotografía como proceso, la producción de ese acto social, pues en ello se configuran también las relaciones de poder entre los distintos roles activos del proceso fotográfico.

La resonancia en los objetos

by Edwin Noguera -

Estimada Olivia. Gracias por este aprendizaje que nos propones mediante tus propias exploraciones y reflexiones. Estuve realizando una deriva my relacionada a los objetos, en un semillero que se llama Taller Sonoro, del Instituto Departamental de Bellas Artes en la ciudad de Cali en Colombia, y me parece una coincidencia inquietante encontrarme con este concepto tuyo. En esta deriva, todos nos reunimos de manera virtual y cerramos los ojos. Guiados por la voz de nuestro profesor, la propuesta era "buscar algo" con los ojos cerrados, en donde sea que estuviéramos. Yo estaba en mi estudio, donde generalmente también encontramos mi piano vertical, una workstation para composición musical y otros elementos que podría decir "de oficina". Pronto me di cuenta que al buscar algo que no sé qué es o qué será, cada objeto resultaba ser sorprendente para mi tacto. Me di cuenta que cada objeto parecía ser traído a la existencia por mi tacto, tras la sorpresa de no recordar haberlo visto allí donde lo encontraba, o no recordarlo en ese o tal sitio. Las formas y las texturas tenían un impacto distinto en mi mente medio de la negrura de mis ojos cerrados. Por ejemplo, nunca había caído en cuenta de la ternura de un taja lápiz o de la interesante ergonomía en un objeto tan pequeño como una memoria USB. Al final nos dimos cuenta que no estáb:amos buscando un objeto, sino una sensación. Esto ultimo lo hallo muy a fin con tu frase: "estos objetos de alguna manera les permitía recuperar la dignidad", pues mientras hallaba esos objetos en mi estudio, me di cuenta cuanto representaban o habían representado para mí o sobre mí, y que podrían inclusive, algunos cuantos, en conjunto, configurar un retrato de mí. 

El poder a través de los objetos

by Lidia Luna -

Querida Olivia,

Siento el retraso en participar; agosto iba a ser mi mes de vacaciones, pero se ha convertido en mi mes de empezar a trabajar por cuenta ajena, así que ahora tengo dos trabajos :-) Durante unos meses tendré seguridad económica, y mucho menos tiempo para todo lo que me gusta; En estas semanas he ido leyendo los ejercicios y materiales, y espero ir poniéndome al día. Todos los documentos que propones son muy vailosos, ¡gracias!

Me impresionó mucho Reliquias porque las fotografías me transmiten belleza y armonía, a pesar de la dureza del contexto en el que están tomadas. También porque con algo tan sencillo, transmiten resiliencia; el hecho de poder conservar y mostrar ese objeto, de que tú puedas mostrarlo después, de alguna forma restaura una parte del poder que han perdido; hay mucha dignidad en ese gesto. Ser testigo de esa dignidad a mí me hace sentir calma, como si una parte de la balanza se equilibrara. Me sucede lo mismo con Fragmentos. En ambos casos, todos estos objetos hacen que esas personas tengan una vida cotidiana que las acerca totalmetnte a mí: yo podía ser ellos, ellos podían ser yo. Y desde ahí, siento el deseo y la necesidad de movilizarme para que tengan una buen vida; algo que seguramente no me pasaría con las típicas imágenes de la Bestia que mencionas. Ante ellas nos indignamos, pero estamos tan saturadas de imágenes e información que olvidamos; en cambio esa botella de agua que se tapa para no reflejar la luz de la luna, ese medicamento y las historias que cuenta, se quedarán siempre conmigo.

En las fotografías típicas del fotoperiodismo (que también es muy necesario y valioso) sigue habiendo una distancia entre quien fotografía, que mira de lejos y desde fuera, y quien migra. En cambio, en este caso, son las propias personas migrantes las que legitiman los objetos, las que cuentan sus historias cotidianas. Ellos y ellas tienen el saber, tú documentas; voy entiendiendo que esto es etnografía, y es muy poderoso.

He estudidado mucho el cambio social (leyendo los textos y trabajos de otras personas, no porque yo misma haya unvestigado nada) y hay un consenso en que la mejor forma de prodycir un cambio es la empatía, la idea de la humanidad pero de una forma profunda; algo que solo se logra a través de las historias de vida que se transmiten con una metodología participativa, como es el caso. La tristeza o incluso la rabia, de la que vuelve a hablarse ahora, son mucho menos movilizadoras que las emociones positivas.

La fotografía entendida no sólo como objeto, sino como acto social.

by Diana Pauina García Martínez -

 La fotografía no es sólo un objeto, es un acto social.

¿Es un retrato la fotografía de objetos personales y las manos que los sostienen?

La fotografía comprende un universo bastante complejo y nuevo para mí. He pasado la mitad de mi vida creyendo que no me es posible tomar una buena fotografía ni siquiera del hecho más trivial y ni qué decir de un momento importante. Incluso hay un nerviosismo cuando escucho un "¿me sacas una foto?" de boca de alguien. Sin embargo, me he estado dando la oportunidad de explorar ese universo, precisamente durante este último año (12 meses) en que mi compañero y yo nos hemos hecho de una cámara Canon EOS Rebel T6. Impresionante que ahora incluso sepa el nombre de la marca y modelo teniendo un historial tan negro con la fotografía. Un chiste. 


Sé de la 72 sólo por las redes sociales. Nunca he estado ahí, incluso me enteré de un reciente robo de que fueron víctimas sus refugiados hace unos meses. Una pregunta ha surgido después de leer el material y escuchar varias veces la charla acerca de "Fragmentos" y el trabajo de Olivia Vivanco. ¿Son las fotografías de "Reliquias" retratos? Intuyo que sí, que lo son. No lo sé de cierto. Muestran una característica a través de los objetos y sobre todo de las manos que sostienen esos objetos. En parte lo que son y en parte lo que la fotógrafa y el fotografiado quieren mostrar. 


"No basta considerar a la fotografía como un documento social, debemos entenderla como un acto social." 
Mientras leía el texto "Retrato involuntario", por un momento sentí enojo, impotencia, coraje, cierto asco... por la manera en que los fotógrafos Adao y Conolly asediaron a Salinger, invadiendo su privacidad, su cotidiano, violentándolo de manera insoportable; todo en pos del registro de un momento imperdible para la posteridad. Los juegos de poder dentro de la fotografía no habían estado tan claros como ahora que los leo como una crítica y reflexión en torno al tema. Quizá sea por eso que se dice que "le roban su alma" a la persona fotografiada, en una especie de defensa de la penetración a la intimidad y su exhibición, en este caso involuntaria. 
Tengo algunas ideas desde hace unos meses respecto al retrato. Imagino la serie "Los rostros del maíz" o "Mujeres de maíz" en donde quedarían registradas las expresiones de campesinos y/o campesinas después de pedirle que piense en su milpa, el trabajo que realiza y las recompensas que obtiene de ello. Informarles que serán fotografiados, pero tratar de obtener la expresión más espontánea... no sé si es posible pues es dirigida. Pero, dentro de las consignas creo que se pueden obtener resultados genuinos. 
Ideas.
En todo caso tendrían que ser secretas. Creo que una fotografía involuntaria como en el caso del relato, es demasiada intromisión dentro de un sitio en el que me gustaría ser gratamente acogida.