FORO DE DISCUSIÓN: VENTANA DEL ALMA.

Hemos escuchado desde la autoreferencialidad, diversas reflexiones sobre el sentido de la vista. Los entrevistados desde sus muy diversas profesiones y disciplinas, hablan sobre su experiencia de mirar aunque no todos puedan “ver”: miran al ser amado, los recuerdos, al pasado, a la imaginación, lo invisible, la superficialidad de ciertas imágenes Se asume pues, que se mira independientemente de que se carezca o no del sentido de la vista.  
Te pido ver el documental que aquí te presento y debatir en este foro en torno a  estas preguntas: ¿Qué determina pues el acto de mirar?, ¿un mundo personal?, ¿la percepción?, ¿la cultura?, ¿Qué representa para cada uno de ustedes el acto de mirar? 


VENTANA DEL ALMA:




MIRAR ES EXISTIR.

by Mónica Silva -

Mirar es vivir, cuando ya no exista esa luz del deseo de mirar, nuestra experiencia del mundo puede ser caótica, el mirar es algo que está en constante movimiento e involucra todo, es lo que sentí al mirar el documental, como evidenciaba la mirada desde la experiencia particular de cada uno, desde las múltiples capas de la percepción y que es si  no estar vivo? El poder observar lo que está en nuestro entorno y como este puede cambiar abruptamente dependiendo del ángulo y los sentidos que utilizamos para percibir.

El acto de mirar está determinado por nuestras experiencias, nuestro conocimiento de las cosas, lo que somos, sentimos, nuestros gustos y preferencias, nuestra alma, lo demás puede pasar desapercibido, eso me ha pasado que desde que me doy cuenta de algo nuevo, que antes no había observado me empiezo a encontrar de pronto a cada momento con ese elemento y no creo que sea casualidad, sino que estaba atenta a ello y por eso lo veo a cada instante y antes no.

Creo que es importante educar la mirada, ojalá darnos el tiempo de poder observar los detalles de las cosas, por lo general vivimos una vida tan acelerada que ya no vemos, hay muchas cosas interesantes que omitimos y eso es tremendamente triste, creo que así disfrutaríamos más y nos sentiríamos mejor, disfrutando de las cosas simples.


¿Puede saber el ojo la verdad?

by Marcia Alejandra Césped -

Al ver el documental, me fue imposible no pensar en la verdad, ¿lo que vemos es verdad? ¿Lo real está relacionado con la verdad? 

Si cuando leemos ficción imaginamos esos mundos posibles como si fueran verdad...

¿La imaginación es  una verdad? 

Las ventanas que se abren permiten que salgan cosas, pero también permite que entren ¿Qué sale de mis ojos cuando estoy mirando algo?  Si la memoria está constituida por la fuerza de la huella según Arnheim, ¿Cómo opera la huella en la imaginación? 

El documental me entregó la sensación de estar mirando todo, de múltiples formas y con variadas capas de percepciones, tanto en los relatos como en las imagenes, sentí que la manera en que está abordado el documental, permite justamente experimentar el alma, el alma de quien mira y retrata y de quien observa el mundo desde su imaginación. 

Con la escritura me pasa que al construir mundo debo imaginarlos tanto que se materializan de cierta manera en mis ojos, comienzo a ver toda la estructura de la obra bajo el prisma de ese foco, entonces la profundidad de las palabras permite la poetización de esa imaginación, la descripción de las cosas detona la imaginación,  y que en el teatro el espectador "completa" tanto en su cabeza como con su biografía. 

La experiencia de la mirada, la experiencia de los ojos... de la retina... de globo ocular, pero más bien la experiencia del "Alma" mirando algo a través/con el cuerpo. 







sinestesia

by Paula Andrea Sánchez -

cuando vi el documental se me vino a la mente este concepto, me impresionó como personas con dificultad para ver lograban manifestarse artísticamente a través de las artes visuales, entendí, como decía uno de los entrevistados, que la verdadera vista esta en el tercer ojo, que  a través de la intuición podemos acceder a una interpretación de la realidad, más rica, supuse que la sinestesia tiene que ver con eso, con la posibilidad innata de usar este tercer ojo y ver estímulos de manera más compleja y variada, pudiendo acceder a lo visual a través de los otros sentidos, entonces cuando pierdes la vista, tal vez hay quienes luchas por armarse de nuevo y logran aperturar esta consciencia. Entendí que la mirara entonces es más que ver, es percibir con el cuerpo entero mirar con todos los sentidos, y lograr captar esa belleza, que no solo es una imagen, sino un mundo lleno de interpretaciones y emociones, algo tan propio de la percepción humana.

Ver a través de

by Monserrat Cortés Herrera -

En el documental Ventana del alma nos habla sobre la visión, como se ha ido construyendo el concepto y como es diferente para cada persona, pero lo que me llamó más la atención del documental fue que en la mayoría de los ejemplos dados las personas hablarán sobre la necesidad que tenían de ver bien, ver correctamente por lo tanto usaban lentes, cámaras para enfocar bien el objetivo. No muestra un miedo a no ver claro, por eso se recurre a otros elementos que centre, focalizan la mirada, ¿pero no es esto estar condicionados a ver algo? ¿Buscamos la mirada correcta que nos ha enseñado la cultura, sociedad, y medios de comunicación? En mi opinión la respuesta es si, vivimos en un mundo visual en el que tenemos mucha información visual que llega de manera consciente e inconsciente, además de que ahora conocemos y se establecen cánones mediante las redes sociales que generan una presión de ver, ser y hacer. Enfocan nuestra mirada a algo y como verlo. Sin embargo creo que esta cultura visual viene de mucho antes, pero ha ido incrementando desde que los medios de comunicación utilizaron como fuente principal la imagen. 


Nuestro contacto con el mundo es a través de los medios, la tv, el cine, las redes sociales, que creemos conocer el mundo mediante ellos, de tener una visión gracias a ellos, pero realmente tenemos más visión o vemos menos? Creo que vemos menos, tenemos miedo a una visión poco clara, por eso el uso de los lentes, tenemos miedo a una mirada que no guste, por eso buscamos la aprobación o seguir lo establecido. Hay una preocupación por una visión correcta que embone en nuestro entorno, por lo que utilizamos dispositivos externos como la cámara y los lentes, incluso los espejos. Pero esto refleja un miedo a ser vistos, nos encontramos en una situación voluble, donde nuestra visión natural, que puede ser desenfocada, desagradable, distorsionada, que no se puede modificar no guste. 


Nuestra mirada es revalidada al ver a través de los sentidos, de nuestras experiencias, la imagen se completa con la imaginación evocada por las sensaciones. Los ojos son pasivos, las cosas entran pero el alma y la imaginación salen. Es mediante ellos que reconocemos objetos, personas, lugares, pero cuando se trata de reconocerse a uno mismo es más complicado. Roland Barthes lo explica varias veces en su libro, mencionando que cuando ve fotos suyas no se reconoce, porque al sentirnos observados cambiamos nuestro comportamiento, buscando ser aceptados. La fotografía es el advenimiento de yo mismo como otro. 


Barthes menciona “La subjetividad absoluta solo se consigue mediante un estado, un esfuerzo de silencio (cerrar los ojos es hacer hablar la imagen en el silencio)”. Para mí este silencio que se da al cerrar los ojos simboliza el despejarnos del condicionamiento que tenemos para ver, encontrar el punctum de nuestra mirada natural, de nuestras sensaciones con la emanación del referente, sea agradable o desagradable. Este es el camino de encontrar una mirada propia, ir eliminando el condicionamiento cuestionándolo y despojándonos del miedo. 



Mirar a través de los ojos de otras, de otros

by Lidia Luna -

Hace muchos años descubrí por primera vez la práctica del mindfluness; desde entonces, la mirada es para mí un acto fundamental. O lo ha sido siempre, porque la mirada está detrás del deseo de escribir y de fotografiar; cómo entender, transformar, preservar, aquello que vemos. La memoria y la mirada.

Ofrezco un taller de escritura que se llama La mirada, en el que invito a recuperar el asombro; esa expresión también fue un hallazgo para mí. En la raíz de mi proyecto de emprendimiento está ese deseo y esa necesidad de ver como si fuera la primera vez; de ver con nuestros propios ojos, internos o externos o los dos a la vez, y no solo con los de la cultura en la que vivimos o los de las personas que han sido relevantes en los primeros años de nuestra vida. Ver lo que de verdad soy, siento; y al mismo tiempo aceptar que, como se refleja en el documental, la mirada está condicionada, siempre, por las emociones y la experiencia. No estoy segura de que sea totalmente objetiva; porque también hay una mirada limpia, atenta, presente, que es capaz de captar cada detalle y de ver más allá del marco de las gafas, las llevemos puestas o no.

Algo que me ha llamado mucho la atención del documental es que, siendo tan importante para mí, la doy por hecha; pensaba cómo sería renunciar a la mirada y me daba cuenta de que casi en cada instante de mi vida, la mirada lo atraviesa todo; una vez más, por dentro y por fuera. Quizá por eso sean tan importantes para mí la libertad de movimiento, la posibilidad de la naturaleza; porque mi mirada procesa todo el tiempo y necesita alimento, estímulo, más allá (mucho más allá ) de la pantalla del ordenador.

Pensaba, también, en algo que tengo muy presente estos días: la mirada amorosa entre dos personas que se miran, se descubren por primera vez; esa capacidad para, casi, sumergirse en el alma de otra persona. Supongo que es, un poco, el don del fotógrado que perdió la vista; su tercer ojo.

Alguien dice que no miramos en nuestro interior, y yo creo que no es verdad; miramos, pero huimos de lo que vemos; apartamos la mirada porque nos da miedo. O vemos una imagen distorsionada. Creo que algo de esto ha cambiado en los últimos 18 meses, porqueno nos ha quedado más remedio que vernos de verdad, ver lo que somos, y ver también el transfondo de las cosas y las personas; se han caído muchos velos. También sé, por mi experiencia, que somos espejos unas personas de otras; una vez más, el fotógrafo que ofrece la posibilidad de reflejar la esencia de la persona, no solo lo físico o lo que vemos sin mirar. Que lo mejor que podemos hacer unas por otras, entonces, es ofrecernos un espejo limpio y amoroso en el que reflejarnos; para que todas las experiencias sean válidas y aceptadas. No slo por las demás, sino sobre todo, por nosotras mismas. Mirar, ver, para acoger.


¿Mirar?

by María José Pérez Sanoja -

¿Qué determina el acto de mirar?

Después de acabar el documental escribí: 


Mirar es un reflejo, un espejo. 

Vemos en el mundo lo que somos. 

Lo que no somos, no lo vemos. No tenemos la capacidad para entenderlo.

Es un manto de espejo. 

Es un manto y un espejo a la vez. 

Los ojos "engañan"

by Holman Sebastián García Chantre -

Hace un tiempo estoy pensando que la estupidez, en principio, es natural al humano, y por otro lado: la razón es una acto artificial, y esto mismo lo paso a muchas otras cosas de la vida humana en cuanto pensamos en sociedad, así por ejemplo el ver es un acto mecánico: vemos porque tenemos ojos sensibles a una gama de luces. Ya mirar u observar es otra cuestión que va más allá, es una artificialidad porque son actos consientes producidos por la razón, son procesos meditados y lentos.

Mientras veía el documental y leía los textos recordaba otros textos que había leído en el pasado entre ellos: “La Fotografía: un arte intermedio” de Bourdieu (1965), el muy citado libro “Modos de Ver” de Berger (2000) y “La historia de la fotografía como ilusión” de González Flores (2004) y es curioso encontrar que la fotografía por si sola no puede decir la verdad ni la mentira, ahora pensar en los ojos que tenemos puestos en la cara que ya vienen con sesgos personales, de allí que la visión tenga que pasar por un proceso pesado para llegar a la observación, en principio no es natural, es algo más elaborado.


Sorpresa y ternura

by Javiera Rosselot Lazo -

Tengo una prima a la que siempre admiré, cuando chica decía que era mi persona favorita. Cuando me preguntaban por qué, me costaba explicarlo, pero era porque naturalmente hacía comentarios muy auténticos, tenía una mirada propia que expresaba, y sigue expresando de una forma muy sutil y cotidiana. No sé bien porqué pero la escena de Agnes Varda hablando sobre la experiencia de grabar a su pareja poniéndose un chaleco me recordó a eso, lo encontré muy lindo porque habla de la forma de Agnes de mirar, pero también de la forma de Jacquot de mirar, de ser y de estar.  


Después de los textos de esta semana me quedo con que la capacidad de sorpresa y de ternura tiene mucha relación con el acto de mirar de esta otra forma. De esta forma que intenta salir del aturdimiento visual en que vivimos por una sobreexposición a imágenes comerciales.   


Aprovecho de comentar que me encantaron los textos de esta semana y el documental, que lindo leer de alguien y después ponerles cara y voz en los mismos materiales recomendados. También me encanta el portugués jaja me produce mucho placer escucharlo. Muchas gracias por mostrarnos estos trabajos!



Ver vs. Mirar

by Sonia Mabel Concha -

Desde mi experiencia como cartógrafa, el método estructurado de recolección, de edición y de elaboración de mapas fue formando en mí un hábito de observación muy riguroso y esquemático.

Con los años, al estudiar fotografía sentí (lisa y llanamente) que esta disciplina me humanizó, porque me permitió el contacto con otras realidades, la aproximación a otras temáticas, podría explicarlo como una cercanía diferente. Haciendo una analogía puedo decir que antes de estudiar foto, mi mirada estaba en un teleobjetivo con zoom, que me permitía alejarme o acercarme a las cosas sin necesidad de moverme de mi lugar, luego pasó a estar como si fuera en un lente fijo 50mm, donde para encontrar mi plano preferido debía moverme, desplazarme, buscar, parar, leer, estar, compartir, escuchar, en una palabra: debía sentir mi objetivo.

Siguiendo esta línea, el documental “ventana del alma” me recordó el libro de John Berger Modos de Ver, en el habla del sentido de la vista y la formación de la mirada, con la frase La vista llega antes que las palabras. El niño mira y ve antes de hablar”, explica lo que en el principio del documental hablan como la vista establece o nos establece en el mundo que nos rodea. La visión es como un puente. En el caso de la fotografía, la mirada está impregnada mas allá de la técnica por todo lo que el mismo fotógrafo tiene en su pensamiento, por todo lo que ha vivido, visto, leído y como lo interpela en sus emociones lo que el sentido de la vista le permite percibir a través del lente Toda imagen encarna un modo de ver”.

Es conmovedor observar la capacidad de resiliencia que muchas personas tienen a partir de la pertida total o parcial del sentido de la vista, las imagen se hace latentes en la psiquis, el cerebro se adapta y reemplaza esa falta con losotros sentidos, se puede ver con el tacto, con el oído, con el olfato, etc.

 Me quedé reflexionando acerca del concento de la metáfora del ojo como ventana del alma, en este sentido Berger dice: “El ojo del otro se combina con nuestro ojo para dar plena credibilidad al hecho de que formamos parte del mundo visible… La naturaleza reciproca de la visión es más fundamental que la del dialogo hablado. Y muchas veces el dialogo es un intento de verbalizar esto, un intento de explicar cómo, sea metafórica o literalmente, ‛‛ves las cosas'‛, y un intento de descubrir como "ve el las cosas".” En el momento en el que Eugen Bavcar dispara su cámara se produce esa simbiosis entre él mismo y la persona retratada, como un túnel sensorial donde el fotógrafo mira con el alma y el retratado se deja observar de esa misma manera. Entonces la metáfora de la ventana del alma funciona como una entrega mutua.

En la actualidad tarea del fotógrafo es más compleja que en otras épocas ya que técnicamente existen todas las herramientas necesarias para poder hacer una foto con gran impacto visual. El desafío está crear una imagen que pueda trasmitir, en ser creativos mas allá de lo estético, donde el contenido esta dado por una mirada que va desde adentro hacia afuera en un ir y venir nutriéndonos de sensaciones y porque no de conocimiento de todo lo que nos rodea más allá de lo técnico.


Mirismo

by Carlos Mario Durán Mogollón -

Hola! 

En principio, la reflexión que se me viene a la cabeza, es que la mirada, o el acto de mirar, busca la concreción misma de una imagen creada en nuestro interior sugerida por el resto de nuestros sentidos. Nuestros ojos son ese instrumento que ratifica (o pone en entredicho) un sonido desconocido o conocido, un aroma, o algo asociado con el tacto. Cuando estamos en el vientre, solo podemos escuchar y palpar... La vista es ratificar lo que se escucha, que es etéreo. Imagino los primeros seres humanos, intentando plasmar en una imagen todo lo que le rodea con fines comunicativos e imaginativos, así como también sus recuerdos. 

 La imágen está intimamente ligada a nuestras emociones (como dice Agnes Varda). Me parece que miramos según un conjunto de condicionamientos emocionales, que también pasan por la temporalidad, el momento. Cuando miramos una fotografía de una flor en estados emocionales diferentes, pueden ocurrir varias cosas: la imágen puede transformar esa emoción, o esa misma fotografía puede verse transformada en algo acorde al estado emocional del momento. 

En conclusión, para mí el acto de mirar está intimamente ligado al sentimiento y a la imaginación como también al contexto cultural y a la experiencia misma que nos hace reaccionar de distintas maneras con respecto a lo que estamos mirando. Lo del contexto cultural es muy interesante, ya que unas cosas tienen significado distinto de una cultura a otra, y lo que para algunos una imágen de un paisaje significa serenidad, para otros es desolación, soledad o muerte. 

Comparto unas imágenes de dos flores:


La ventana del alma

by Andrés Amaya -

Aunque el primer sentido que desarrollamos es el auditivo, al nacer la vista cada vez comienza a tener una mayor importancia en nuestras vidas, es la manera en la que comenzamos a entender el mundo y a relacionarnos con él. Vivimos en una sociedad en donde una imagen vale más que mil palabras, en donde todo el tiempo nos estamos viendo bombardeados por imágenes que de una u otra manera nos van condicionando.

Es una acción reflexiva y al mismo tiempo expresiva, como vemos el mundo es la manera como lo entendemos, le damos un significado a las cosas que tenemos al frente dependiendo de nuestros gustos, prejuicios, valores, experiencias de vida, deseos, emociones, educación, etc.

Para mi el acto de mirar es detener el tiempo, conectarme con mis pensamientos y analizar todo a mi alrededor, buscar la belleza en lo cotidiano, recordar, soñar, crear.


Mirar y alucinar

by Edwin Noguera -
Hace ya bastante tiempo se ha vuelto reconocido en las redes un sabio llamado Sadhguru. Es un yogui indio, fundó la Fundación Ishaa través de la cual ofrece programas de yoga en todo el mundo​ y actividades de divulgación social, ​educación​ e iniciativas medioambientales. Recibió el premio civil Padma Vibhushan otorgado por el Gobierno de la India en 2017 en reconocimiento a su contribución al campo de la espiritualidad y sus libros han aparecido en la lista de libros más vendidos de The New York Time. En la semana pasada me tope con un articulo de él titulado Una percepción más allá de lo físico, en la cual me encontré con lo siguiente: "Las personas han pasado demasiado tiempo tratando de pensar en cosas a las que no tienen acceso. Cuando intentas pensar en aquello a lo que no tienes acceso, en aquello de lo que no tienes ninguna percepción, todo lo que puedes hacer es especular. Cuando especulas en exceso sin ningún fundamento, eso equivale a alucinación. A causa de esto, una gran parte de la religión y de la espiritualidad en el mundo se ha convertido en algo puramente alucinatorio" ¿Qué determina el acto de mirar? Muchos aspectos: la cultura, nuestra memoria, nuestra historia de vida, los colores, las texturas muchas cosas determinan el acto de mirar y son tatas que yo diría que el acto de mirar no es determinado sino más bien indeterminado. Esta indeterminación básicamente está compuesta de un filtro espontaneo de relaciones que emergen en nuestro cerebro día a día en constante transformación. En el documental algunos entrevistados hacen alusión a la emoción en el acto de mirar y estoy muy de acuerdo con ello, todo lo observado está permeado de una manera muy significativa de nuestras emociones por ende cada cosa que vemos esta en un vinculo con nuestras emociones, por más simple que sea el objeto que se pose en nuestra mirada; así mismo lo que vemos es, como dice Sadhguru una alucinación ahora ¿Qué representa para cada uno de ustedes el acto de mirar? Contemplación, es decir una conexión de reciprocidad de mí con aquello que veo, la importancia de nuestra presencia en algún lugar o tiempo que recae en el significado autentico que podemos construir de lo que percibimos para que las cosas tengan un nexo más allá de la imparable materialidad del universo.

"LOS OJOS VEN, LOS RECUERDOS RE-VEN Y LA IMAGINACIÓN VE A TRAVÉS DE (TRANSFIGURA)"

by Diana Pauina García Martínez -

1. MI OJO DERECHO Y NITIDEZ (CLARIDAD)

Para comenzar, tengo la necesidad de contar una experiencia o serie de experiencias ligadas en sensaciones y sentimientos:

Hace algunos años, cuando cursaba el 4to año de la escuela de Teatro si bien recuerdo, escribí en una bitácora de clase de Puesta en Escena, algo acerca de mi ojo derecho. Este ojo me indicaba cuando estaba yo presente en el aquí y el ahora o estaba evadiendo lo que ocurría frente a mis ojos y mi cuerpo entero de modo que no conseguía "enfocarlo". 
De niña hacía juegos de leer desde lejos los letreros de los nombres de las calles, como comprobando que estaba superdotada de una vista que nadie poseía. Cuando comencé a tener esta sensación de que mi ojo derecho no miraba en el presente, sino en el pasado o hacia algún otro lugar, no era que yo estuviera visca o algo similar: era que estaba mirando con prejuicios o miedos que no me dejaban estar ahí plenamente.
Cuando mi vista se abría y mis ojos se relajaban, mi vista periférica y el enfoque se integraban, la sensación de plenitud, espontaneidad y alegría volvía. 
Algunos años después, cuando me daba por conversar con la luna, (me encantaba mirarla en su redondez, en su plena luz en la oscuridad y en todas sus fases), me encontré con un joven y de alguna manera me enamoré. Lo terrible del caso era el miedo que me provocaba mirar en su interior; además de que todo era turbio para mí. Buscaba la luna y era borrosa, mis pensamientos no tenían claridad; cerraba los ojos y sólo miraba manchas... esta especie de coloides en mis párpados, como si mirara por un microscopio. Sólo que las conclusiones de mis investigaciones y adentramientos eran muy tristes y oscuros. 

No sé si antes o después, me quemé un poco un ojo. Me alcanzó la llama de un malabar de fuego y lastimó un poco la tela que cubre mi ojo derecho. Nunca tuve mayor cuidado ni problema, hasta ahora que debo aceptar que mi vista se está viendo afectada y crece una pequeña carnosidad justo donde recibí la quemadura. Hace 10 años de eso, por lo menos. Cuando me estreso o paso mucho tiempo frente a los dispositivos, todo ese ojo se vuelve rojo y duele. 

Aún creo que si bien mi ojo necesita tratamiento, mis pensamientos y sentimientos están ligados directamente a mi manera de ver el mundo (literalmente). 

2. BELLEZA EN EL DOCUMENTAL (POÉTICA DE LA IMAGEN LIGADA AL SONIDO)
El documental ha atrapado mis sentidos y daba respuestas a las preguntas y molestias que me aquejaban justo en antes de ponerle play. Debo decir que han sido como amigos consolándome y dándome consejos acerca de la manera en que vemos, apreciamos, definimos los acontecimientos y las cosas.
El exceso de imágenes me tienen embrutecida, las redes sociales, el celo, la envidia, el éxito, el fracaso... todo a través de lo idealmente perfecto, bello, necesario. 
Extraño la espontaneidad con que antes miraba la naturaleza e incluso la ciudad. Me daba el tiempo de observar a la gente y de observarme a mí misma a través de la música, a través de mis actos... Me parece que tengo prisa de ser, de tener y que mis ojos se nublan, miran hacia dentro pero no en una introspección, solamente ansiando el futura, anclándose al pasado... Dormitando ante lo inevitable y evitando lo peor. 
Me han encantado las fotografías del hombre ciego. Sobre todo la de la niña a quien colgó campanas... 

3. ¿QUÉ DETERMINA EL ACTO DE MIRAR?

A mi parecer, creo que diversos factores. Por un lado, recuerdo la plática de una especialista en Desarrollo Psicomotriz y Neuromotor, acerca de los niños en alguna región de África, que siempre van colgados a la espalda de la madre cuando son pequeños. Ella comentaba cómo los niños (de todas las edades) podían ver a largas distancias y reconocer a gente, animales, aves... ubicarse espacialmente en grandes territorios. Por otro lado, les costaba enfocar su atención en las cosas que tenían cerca, ver fotografías, leer... Creo que esto viene determinado por el lugar geográfico y la cultura.

También creo que es una percepción propia como relato mi propio caso. Además de la moral. He visto a la gente mirarme o luchar contra su mirada (yo misma lo he sentido) para no mirar algún detalle de alguien para no incomodar o para no caer en alguna especie de voyerismo o penetrar la intimidad de otros. 

Creo que en lo particular, me he concentrado gran parte de mi vida en los sonidos y el tacto; mas, en este momento, puedo decir que he estado explorando mi vista y mi apreciación estética de lo plástico y lo visual. He intentado fotografiar, dibujar, pintar... desarrollar estas habilidades que requieren de la vista, de la observación y la perspectiva. 

"LOS OJOS VEN, LOS RECUERDOS RE-VEN Y LA IMAGINACIÓN VE A TRAVÉS DE (TRANSFIGURA)"