EJERCICIO: IMAGEN DESCRITA.

Para realizar este ejercicio es importante que utilicen una cámara con visor y no ver la imagen de una pantalla o celular. Si tienen aún alguna cámara análoga o pueden conseguirla prestada sería ideal, cualquier cámara con visor funciona. El motivo, tema o detonante del ejercicio es libre, puede ser cualquiera.

INDICACIONES: 

1) Sin disparar ninguna fotografía, deberán dedicar al menos 30 minutos para desplazarse, buscar su motivo, hacer pruebas de enfoque y encuadre, hasta determinar objetivo, perspectiva y composición específicos. Es muy importante esta etapa previa de "calentamiento" dedicados a ver y descubrir posibilidades formales. 

2) Después de ese tiempo de haber encontrado y descartado posibilidades, deberán hacer un sólo disparo y tomar una sola fotografía, que no pueden ver, ni rectificar, ni corregir. Ese mismo día, de preferencia de inmediato deberán escribir en mínimo una cuartilla, una descripción detallada de cómo llegaron a esa imagen, cómo es y todo lo que contiene por lo cual la eligieron para disparar. 

3) No deben ver la imagen en ningún momento,  hasta terminar la narrativa o descripción de la imagen. Es muy importante no hacer trampa, lo interesante del ejercicio es la sorpresa. Lo que pasa en la mente, lo que pasa en el texto y lo que pasa en la imagen. 

4) Al finalizar la descripción, mira tu imagen y reflexiona sobre estas dos maneras de decir.


COMPARTE EN ESTE FORO TU DESCRIPCIÓN Y TU IMAGEN.

LEAN PRIMERO LAS DESCRIPCIONES  Y LUEGO VEAN LAS FOTOGRAFÍAS DE SUS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS.

COMENTEN SUS DESCUBRIMIENTOS.


voyeur

by Monserrat Cortés Herrera -




Esta es la fotografía que tome, ya que mientras caminaba me sentía como voyerista mientras apuntaba con la cámara personas en la calle, en sus coches, en sus ventanas. Veía algunas a través de sus puertas que dejaban abiertas, en las que me imaginaba que pasaba adentro, pero de repente me encontré en una puerta o ventana, que evidenciaba la cámara, me demostraba que a través de lo que yo observaba hacia mas evidente mi presencia, como lo menciona Eunice Miranda en su libro. 

Se hizo presente en mi cabeza lo poco común que es ver a alguien con una cámara apuntando a todas partes sin tomar una fotografía, me olvide de mi existencia mientras caminaba buscando nuevos objetivos, detalles, ranuras, flores, para encontrarme y recordarme que aquí estoy, a su vez me hizo pensar esta soy. 

¡Patitos al agua!

by Florencia Cortés Carrasco -

Patitos al agua

Al poco rato de haber comenzado el ejercicio ya estaba asombrada de lo fácil que unx se puede sorprender del espacio que se habita cotidianamente, era cosa de cambiar la mirada. Inicié un recorrido por mi casa, como si por primera vez la estuviera viendo como un museo. Comida, adornos, azulejos y luces; se veían como grandes piezas de exposición detrás de mi lente de cámara, fue difícil aguantarse las ganas de fotografiarlas a todas.
Sin embargo, cuando entré al baño estaban ahí: los tres patitos. En realidad, siempre han estado, mi mamá los compró porque somos tres hermanxs. Pero hace mucho que no los veía ni reparaba en su presencia. Me trajeron muchos recuerdos de infancia, de esas duchas de tina en donde no había conciencia de la funcionalidad higiénica del bañarse, sino que era la simple entretención de jugar en el agua hasta que se pusiera fría y después ser enrollada como un gusanito en una toalla.
Me gustó todos los recuerdos que este encuadre me trajo, asique aquí se los comparto.

La sorpresa

by Mónica Silva -

Amo ver en los detalles, cosas sugerentes que me parecen perfectas y que puedo imaginar una historia tras ellas, para eso necesito conectarme con lo que me rodea, con lo simple, aquellas cosas que han estado siempre allí, pero de pronto ocurre la magia y las ves, con otros ojos, esos ojos de lo sublime, lo que despierta curiosidad, lo que te transforma en niña nuevamente, la naturaleza en su perfección, siempre nos ofrece algo que nos cautiva, el poder observar mi jardín lleno de colores me pareció el entorno perfecto para el ejercicio propuesto y así descubrir nuevas formas, colores y diseños inspiradores, por lo que recorrí con el visor, aquellos detalles en la búsqueda de la sorpresa. Me gustó el ejercicio ya que nos lleva a observar con detención, a imaginar cómo será esa imagen de aquello que vimos, sentimos, olimos, imaginamos y registramos, 3 momentos para que ocurra la sorpresa.Foto cenital cactus


Prácticas nocturnas

by Holman Sebastián García Chantre -

Hace un tiempo estoy haciendo un ejercicio lúdico para mí y para los demás, me gusta la fotografía de calle pero me cuesta hacer fotos a las personas, me preocupa que se molesten (aunque también pienso que no debería importarme e igualmente lo he hecho, algunas veces), así que pensé que si aprovecho y salgo a la calle con la cámara, y planificadamente me dispongo en hacer fotos para que la gente me vea, me reconozca y me empiecen a ver como parte del entorno, siendo así les sea menos problemático que mi objetivo se dirija hacia ellos.

De esta manera en mis paseos matutinos llevo la cámara a cuestas, a veces no hago ni una foto porque no veo algo que me atraiga, estos días pensé en tratar de hacer fotos de larga exposición, un par de segundos nada más, he salido en las noches y me fijo en las luces y los vehículos en movimiento. La foto que he elegido hacer esta en una calle secundaria que tiene una luz muy fuerte de color naranja, trate de captar vehículos en movimiento antes allí pero no tuve éxito, esta vez mis ojos se dirigieron a un foco de luz en esa calle, creo que configure la cámara con el ISO a 100 (creo), y el diafragma como a 5,6 u 8 y la velocidad de obturación a 1/1,3 porque me había funcionado con los vehículos y además no llevo trípode, intente que la luz del foco se corriera como zigzagueando, como una serpiente arrastrándose en el aire, desde la copa hasta el suelo.


Luces


Araña

by Carlos Mario Durán Mogollón -

El proceso de búsqueda en mi caso fue bastante especial, ya que estaba de viaje y me encontraba en una zona encantadora, repleta de cascadas, vegetación y naturaleza. Nunca había visitado la zona, estuve inmerso por ocho días, donde me alojé con mi novia en una hermosa quinta campestre desde donde salíamos a visitar las cascadas. La quinta estaba muy bien cuidada, y decidí meterme de lleno a encontrar mi imagen descrita. Me llamaba mucho la atención la cantidad de objetos antiguos que estaban presentes en la decoración de la quinta, incluso estaba seguro que iba a elegir algún elemento de esos para realizar el ejercicio, ya que cada vez que volvía de una excursión, me seducían constantemente. En una tarde libre, me puse a la tarea de buscar el elemento. Recorrí toda la quinta con mi cámara de 35 mm y comencé a meterme dentro de el observar interno y externo. Los objetos antiguos resonaban mucho conmigo, sin embargo no tenía claro cuál de todos elegir. Continué mi caminata hasta divisar la pileta. Dudé bastante en ir hasta allí, incluso, fui solo por descartarla... y sucedió: Una araña enorme y peluda, flotaba inerte en la pileta. Primero sentí una fuerte impresión de ver un animal que poco conozco de lo que es capaz de hacer. Miré por el visor, y comencé a reflexionar acerca de los ciclos en la vida, la fragilidad de esta y de ese vacío que relacionaba con la muerte, como también el soltarse y dejarse llevar por el vaivén del agua ocasionada por los vientos. Sentí la necesidad de manipular la escena moviendo la araña un poco, pero me arrepentí. No tomé la decisión de tomar la fotografía inmediatamente. Quise cerciorarme de que ese era el objeto dándole otra vuelta a la quinta. Al cabo de diez minutos, y de observar las antigüedades, flores, reflejos y otras cosas, estaba seguro que esa imagen flotante de la araña era lo que quería. Volví a la pileta, y allí seguía inerte. La detallé aún más, y me di cuenta que tenía un patrón de flor en su abdomen. Sentía un asombro por ese patrón y me puse a pensar de como se ven constantemente imágenes y figuras en muchas especies, que hacen alusión a otras, y de cómo asociamos figuras dentro de abstracciones para darles sentido. ( por ejemplo, las imágenes que vamos interpretando de las nubes)

Ya estaba todo dispuesto a hacer la foto en un picado, cuando inesperadamente la araña comienza a moverse, como si estuviese nadando, pero sin desplazarse. Mi asombro fue enorme, y la emoción cambió. Sentí adrenalina, ahora era un diálogo entre la araña y yo, ambos estábamos inquietos, la araña se movía e intempestivamente se quedaba absolutamente quieta. Yo pensaba que se hacía la muerta, y así estuvimos un rato: acción y quietud. Finalmente me decidí a tomarle la fotografía, con rollo a blanco y negro y una experiencia completa de paz, vértigo y hasta pavor. 


Granadas

by Javiera Rosselot Lazo -


Pensando en este ejercicio me fijé en el granado que se ve desde mi pieza. Todos los años nos pasa lo mismo, como no alcanzamos las granadas que quedan en la parte más alta del árbol se quedan ahí. En algún momento se abren, primero un poco, después totalmente, finalmente se secan y se caen. Siempre quedan en formas raras y muy interesantes. Mientras probaba enmarques y enfoques pensé en que a pesar de ser una imagen bastante cotidiana para mi (porque la veo todos los años), nunca he visto una foto en que se muestre a las granadas así. En las fotos que he visto las granadas siempre son muy circulares y perfectas, abiertas justo a la mitad. Pensé también en que tiene algo de cuando un ave rompe el cascarón de un huevo, pero es como si ese momento quedara congelado.

Primero intenté sacar la fotografía desde mi pieza que está en un segundo piso, pero mi cámara no tiene mucho zoom así que no lograba generar el efecto que me interesaba, así que bajé y probé sacar la foto desde abajo hacia arriba, pero la luz no me acompañaba. Terminé arriba de una escalera sacando la foto que muestra unas granadas abiertas desde cerca con su forma tan particular. Siento que tiene algo de imagen de bodegón también, y me parece interesante que estén en el proceso entre la vida y la muerte. 



Extraño afuera.

by Diana Pauina García Martínez -

Hace una semana que estoy aislada por covid positivo. 
Me pregunté qué podría fotografiar, es por eso que he tardado tanto en subir la tarea, pues pensé que el monte sería un lugar excelente para andar y observar hasta encontrar algo significativo.
Me encuentro en mi habitación y he mirado unos cartones adornados con flores secas que he decorado con mis alumnos el ciclo pasado. 
Me parecen hermosas las pequeñas flores que he pegado ahí, fueron recolectadas casi a escondidas de los vecinos... no soy de cortar flores, pero me pareció una linda actividad para hacer con los niños.
He observado algunos minutos el decorado. Quiero compartir los botones de las flores y la belleza de esa naturaleza seca. No es que me guste más que la viva y verde... pero a mis ojos esos pétalos blancos y sus tallos, dibujan un paisaje colina abajo por el que bien podría transitar un títere de papel, hasta hacer un stop motion, ¿por qué no? Extraño salir. Me encanta estar en mi habitación sin interrupciones, pero el aire de la naturaleza me hace falta. Estos decorados son un rastro de naturaleza en el interior de mi habitación. 
(ahora que la veo, bastante borrosa, dudé bastante de mi enfoque pero creí haberlo logrado jeje, creo que necesito anteojos)

Sobre la partitura

by Edwin Noguera -

Me tomó mucho tiempo buscar un lugar en el cual encontrar mi motivo. Al final me llamó mucho la atención explorar en el estudio de mi casa, el lugar donde he estado trabajando desde marzo del 2021. Mientras exploraba los objetos del lugar comenzaron a parecerme extraños he inconexos. Aunque los colores tuvieran alguna relación y el orden evocaran una pretención de lógica, no me sentí en un escenario premeditado, más bien me pareció improvisado. Me llamó mucho la atención como el espacio se transformó para mi percepción a raiz de esa busqueda. Empecé a interesarme en la pantalla del computador y casi encuentro mi motivo allí, porque el tema de los recuadros en las videoconferencias y la pixelación captó mi atención, no obstante. No hallé nada allí, con cierta decepción. Luego me centré en las teclas, luego en los libros, luego en los cuadernos y arrivé a un cuaderno pentagramado y me sentí pleno de observar lo que miraba. Me sentí atraído por lo sencillo, lo paralelo, lo lineal y lo que representa. No obstante me pareció muy seductor que los pentagramas, vistos de cerca y en angulo parecían un camino o una especie de red microscópica que me recordó el universo cuántico.

Pentagrama en microscopio

Ahora que la veo me causa interés la sombra, la división que causa la línea y como las lineas del pentagrama parecen caminos que se difuminan al igual que la línea de la sombra.

IMAGEN DESCRITA

by Andrés Amaya -

Mientras me cambio los tennis para estar más cómodo en casa, por alguna razón mis perros asumen que vamos a hacer un paseo, es un buen momento para hacer el ejercicio. Busco una cámara que tengo con un rollo que ya está próximo a terminarse y salgo a recorrer el mismo camino por el que paseo todas las mañanas para comenzar el día. Desde la salida de mi casa comienzo a visualizar el camino, pensando qué escenas puedo encontrar que sean interesantes, las posibilidades que vienen a mi cabeza son muy limitadas. Llego a la primera esquina, levanto mi cámara y en el visor veo un potrero con una vaca y al fondo una casa rodeada de árboles. Siento que le falta fuerza a la foto, no me dice mucho, acabo de comenzar el recorrido así que sigo con mi camino. Miro hacia arriba, busco detalles en el camino pero no encuentro nada. Segunda parada, la entrada a una casa, un portón en ladrillo decorado con flores en el que se alcanza a ver una curva en el camino, doy unos pasos atrás para que entre toda la estructura en mi encuadre y comienzo a moverme a un lado y al otro para encontrar el mejor ángulo, al final tampoco me convenció. Después de unos cuantos intentos más de encontrar una imagen que me gustara decidí volver a casa. Paré nuevamente en uno de los puntos en los que había intentado hacer algo, cuatro ventanas muy pequeñas de los contadores de agua cada una de una casa. Buecando un encuadre diferente al que ya había intentado me acerqué y comencé a ver mi reflejo en una de las ventanas, las demás estaban muy sucias. Esto puede estar interesante. Comienzo a jugar con el foco de la cámara para resaltar mi reflejo, pongo mi cámara para tomar la foto horizontal y veo que de esta manera resalta más por cómo le llega la luz, la marca se hace completamente evidente y ya se puede entender qué es lo que hay en la imagen. la pequeña ventana rodeada por una pared blanca, tiene abajo el numero de la casa a la que pertenece pero al enfocar mi reflejo se desenfoca por completo. Acomodo la cámara para que salga en la parte baja de la ventana y dejando un poco al azar la foto final levanto mi cara con la intención de que por lo menos uno de mis ojos se vea. Disparo y regreso a casa. Ahora tengo que terminar el rollo y revelar para saber si logré mi propósito. 

nube negra se abre camino

by Lin Belaude -

Cuando comencé el ejercicio sabia que buscaba algo dentro de casa , jugué  con la cámara un rato, lo primero fue intentar con el macro ir a detalles que a simple vista pasan por alto , justo había regado plantas con los que las gotas que quedan encima y los reflejos en ellas siempre son cautivantes es interesante ver más allá de lo que el ojo percibe , después decidí añadirle un factor sorpresa a la no foto, así que la puse en blanco y negro y jugué un rato con los valores , enfoque y desenfoque, cuando casi está lista para hacer el único disparo , vi una nube negra por la ventana además y abajo sentí que las olas se abrían hacia los lados como dándole paso, sin ver la imagen no se cuan perceptible es la nube negra y cuanto esa sensación de las olas abriéndose para dejarla pasar puede trasmitir la foto, pero estuve un buen rato enfocando , desenfocando , acercándome y alejándome de la nube, en el camino imaginaba una historia o una escena ,  la de esta nube negra (que me encanta) que usualmente es mal vista , avanzando sobre el mar y las olas le abrían paso ...   no recuerdo exactamente cuán cerca o lejos estaba con el lente y no se si gano o perdio en blanco y negro lo que buscaba captar. Pero disfrute el dejar que la imaginación fluya un rato , seguir el paso de la nube un rato y sentir esa adrenalina  de cuando disparar para que el momento no se esfume sin poder ser registrado.

                            

                                                   nube negra 

Desde el mi interior

by Sonia Mabel Concha -

Con mi cámara en mano pensé en ubicarme en un lugar de la casa en que e sienta más cómoda, inmediatamente me fui al sector de mis plantas observé sus formas, sus hojas, las nervaduras que se conectan y se dispersan como ríos esparciendo vida.

Pruebo distintas focales, y mediciones hasta logro encontrar el encuadre exacto y aprovecho para sentir los detalles que el lente me ofrece, mientras más cercana la mirada se transforma, y van cambiando los sentidos, mientas más lejano el entrono se mete en el cuadro y la historia es otra. Pienso en la fuerza interior, en aquello que nos moviliza desde nuestras fibras más profundas, que es?, está en lo consiente, en nuestros objetivos planteados o está en lo inconsciente, en lo aprehendido con los años, con la crianza, en el entorno.

Miro y me identifico con lo que observo, porque eso soy yo, aún con mis limitaciones (que no son pocas) mi móvil de cada día a día es esa cosa de salir adelante, de abrirme camino, de seguir mis instintos, de tomar lo que tengo y usarlo para seguir, para crecer.

En lo más profundo de mí ser albergo un montón de aprendizajes que me han permitidos echar raíces, ellas son mi vinculo entre lo que fui, lo que soy y lo que quiero ser.

Inmersa en mí propia oscuridad, las raíces son un alimento para lograr ese desarrollo interior que me lleva a tomar la iniciativa de reinventarme, a empujar cada día un poco más, abrir una pequeña grieta como si fuera una pequeña senda que me guía hacia el exterior.

Poco a poco me hago visible, dirigiéndome hacia la luz con una fuerza contraria a la de la gravedad, una naturaleza imaginaria, un ir y venir de adentro hacia afuera, un proceso mágico, consiente y evolutivo.

Siento una apertura silenciosa a voces no nombradas, a límites y fronteras no traspasadas, un crecimiento en mi ser despojarlo de la ceguera de lo cotidiano, abrir el párpado invisible de mi mirada interior, animar las potencias desconocidas que viven en mí adormecidas por lo ilusorio de la llamada normalidad y así alcanzar aquello tan preciado que se llama libertad.



Vuelvo a leer el texto y siento lo mismo, solo hice las correcciones básicas de  recorte y revelado BN a la fotografía original para darle mas sustento a mis palabras. Les pego a continuación el archivo original.