CARNE QUE RECUERDA

“Carne que recuerda”, documental de Dalia Huerta.

Nos presenta la historia de 9 partes del cuerpo de personas que sufren cambios irreversibles a lo largo de un año. Las animaciones sobre transformaciones corporales por crecimiento, por estética o por patologías están ilustradas con testimonios e imágenes de algunos espacios que rodearon a los personajes.

México, 2009. Documental. Duración: 25 min. 44 seg.
Dirección, Producción, Fotografía y Edición: Dalia Huerta Cano.
Música: Homero González, Esteban De la Monja, Piscis.

En palabras de Dalia Huerta, este trabajo busca: " Abordar un estado del cuerpo sin  ponerle una cara, pues son situaciones que nos podrían suceder, o nos han sucedido; si bien cada experiencia es distinta, hay un sentido de humanidad que nos hace empatizar y ponernos el disfraz del cuerpo del otro".


CARNE QUE RECUERDA:



Cuerpo que siente, cuerpo mundo

by Monserrat Cortés Herrera -

El cuerpo es material. Es denso. Es impenetrable. Si se lo penetra, se disloca, se lo agujerea, se lo desgarra… El cuerpo puede volverse hablante, pensante, soñante, imaginante. Todo el tiempo siente algo. Siente todo lo que es corporal. Siente las pieles y las piedras, los metales, las hierbas, las aguas y las llamas. No para de sentir.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    Jean Luc Nancy



Todos tenemos un cuerpo. 

Todos somos cuerpo, por ende somos carne.

Carne que recuerda, que siente. 

Vínculo del cuerpo con el mundo sensible. 

Mundo materialista, mundo de objetos, mundo virtual.

Virtualidad con cuerpos fragmentados, hombre-artefacto.

Artefacto que extiende el cuerpo. 

Artefacto que se vuelve obsoleto.

Cuerpo obsoleto.  


Solemos dar por sentado lo que es parte de nuestro día a día, como el hecho de tener un cuerpo. Los recordamos cuando es necesario ajustarlo a los estándares de belleza que se han impuesto, entonces pensamos en su volumen, masa, proporción, altura, distribución, entre otras. Somos conscientes de los cambios que tiene en cuanto a estos estándares, pero olvidamos que el cuerpo siente, el cuerpo es carne, carne que siente el mundo. Mundo que afecta a esta carne, transforma nuestro cuerpo día con día. Es por esto que es interesante ver en Carne que recuerda los cambios a los que está expuesto el cuerpo al dialogar con el mundo día tras día. En el documental se exponen distintos casos del cotidiano como el crecer, un embarazo, tatuarse, ponerse brackets, pero los que más me llamaron la atención fue ver el proceso de los accidentes y enfermedades que penetran, desgarran,  cambian al cuerpo en contra de lo establecido en este mundo de ideales estéticos. Somos conscientes de cómo modificar nuestro cuerpo para ellos, sin embargo, olvidamos que estamos en contacto cada segundo con el mundo y que podemos ser penetrados por él. Dar voz a estos cuerpos fragmentados, ver su proceso de sanación y cambio es interesante porque todos estamos expuestos a vivir estas situaciones. No solo somos hombre-artefacto, con este concepto me refiero a que incluimos objetos a nuestro cuerpo con un fin estético de acuerdo a una norma. Somos carne, somos piel. Piel que toca y se hace tocar, que se lastima, se despelleja. Inscribe las marcas del adentro, arrugas, granos, verrugas y del afuera, cicatrices, cortes, quemaduras. Existimos y estamos expuestos al mundo, tenemos un diálogo, somos mundo.

Todo se ve, todo se revela.

by Diana Pauina García Martínez -

He tenido la oportunidad de compartir talleres de exploración de movimiento corporal desde mi trabajo como actriz. Me he encontrado a mí misma diciendo "en el cuerpo todo se ve" y las reacciones han sido tan variadas como personas han participado de los talleres. La última ocasión, una chica respondió: "no importa que se vea, no debe darme pena" o algo similar. Ese era el punto, pero me parece que lo dijo en defensa propia, como si le hubiese ofendido lo que yo mencioné, como si yo le pidiese aparentar. Todo lo contrario.
Considero que el cuerpo es nuestro contacto con el mundo, el vehículo y el canal; gracias a él percibimos el resto de lo que habita el planeta, nuestro cerebro es parte de él, nuestro corazón, nuestros ojos, nuestros dientes, nuestras uñas. El cuerpo todo lo revela, lo que pensamos, lo que sentimos... nuestros miedos... nuestras seguridades... No hay manera de engañar a un buen observador: nuestro cuerpo lleva impresa nuestra historia, lo que pensamos de nosotros mismos y de los demás.  ¿Nos movemos igual cuando nos miran que cuando sabemos que estamos solos? ¿Pedimos y damos a través de él a veces sin decir? 

Cuerpo presente

by Paula Andrea Sánchez -

Buenas tardes querido foro, este documental en verdad es bien impactante, y me hizo pensar en los accidentes que ha tenido mi hijo, en los que he pasado yo, en la enfermedad también, en cómo me veo, cómo me amo... como el compañero Edwin la relación con la charla es necesaria, anteriormente comenté que habitar el cuerpo es hacerlo presente, una trasformación como las del vídeo, ya sea por crecimiento,  enfermedad, estética  o accidente también vuelve al cuerpo presente, como por ejemplo cuando enfermamos re valoramos nuestro cuerpo, recientemente pase por una enfermedad, mononucleosis, y mi cuerpo experimento muchos cambios, que me hicieron tener mucho miedo, desde fuertes  fiebres, ganglios inflamados, sarpullidos,  ojos rojos y mucho dolor y sed, agradezco que ya pasó, pero en el momento que mas miedo tuve, me sentí tan viva, sentí que desde ese instante y pasara lo que pasara (en ese momento no tenia diagnostico claro), iba  a ser mejor que antes, viviría más en el presente, agradecería más todo lo que tengo, me reiría más, estaría más con mi hijo, trataría de consumir cosas más sanas para hacerle bien a mi cuerpo... no quiero olvidar esa experiencia de ver la posibilidad de la muerte por un momento en mi cuerpo y a partir de ahí resinificar el valor que estaba dando a mi vida. La vida y nuestro cuerpo son también frágiles, amarlos y habitarlos revaloriza nuestra vida, le da felicidad. De la enfermedad me quedaron los ojos con unas burbujas le llamo yo, como el recordatorio de todo lo que me hizo reflexionar esa enfermedad, imagino entonces las cicatrices de la gente, las memorias y traumas que guardan,  verlas sanar también supongo que nos sana interiormente, entender esa experiencia profundamente la dota de sentido, la vuelve aprendizaje.. siento que cada cosa que nos pasa está en estricta relación con lo que nuestro cuerpo y ser necesitan experimentar para crecer.  

La memoria del cuerpo

by Edwin Noguera -
Me parece inevitable no cruzar ideas entre este documental y la charla entre Amador Fernández-Savater y Yayo Herrero sobre habitar y una política terrena. Es revelador darnos cuenta de cuánta información guarda el cuerpo y cuánto significa el cuerpo en términos de libertad y en términos de memoria. Allí se guarda todo. Es muy inquietante cuando Amador Fernández-Savater dice en la charla algo así como... "y pues entonces... ¿dónde estamos, si no estamos aquí?". Luego yo diría ¿Qué es entonces el cuerpo?. En lo personal, soy consciente de que mi mente está inmersa en formas de pensamiento que me han alejado de estar en lo "terrenal", y desde ese lugar abstracto y distante, en efecto, tengo un concepto de lo que es el cuerpo; es un concepto espiritual-biologista diría yo pues, me parece increíble que la interacción del microcosmos halla interactuado de una manera tan incesante hasta el punto de generar una forma de vida como la del ser humano, que mediante la complejidad de su cerebro, es capaz de producir contenidos abstractos hasta el punto de distanciarse del mismo cuerpo, tal como una sonda espacial, por ejemplo como las sondas que actualmente se encuentran en Marte enviando información aquí a la tierra sobre un planeta desolado.